Collas y Cambas, la diversidad hacen un País.

Cada vez que avanzamos por nuestra querida Sudamérica nos vamos introduciendo en las realidades de los países que cruzamos, la bicicleta nos permite ese contacto directo y profundo con la gente, el cicloturismo existe y es una realidad que debería ser elevada a espacios ministeriales clasificándolo como una nueva forma de hacer turismo que por el momento no genera mayor dinamismo económico a un país, pero si enriquece el espíritu de la gente que lo practicamos, ese valor intangible que sólo se lo podrá cuantificar a través de las personas que viendo otras experiencias se animan a hacer una pausa a la vida sistémica y se lanzan a la aventura de hacer realidad los sueños a través de la experiencia única de encontrarse con uno mismo y sentir la libertad de los días que transcurren sin rutinas.

Al pasar por Perú sentimos el misticismo que encierra este país, respirábamos el aire que nos hacia sentir peruanos, en Bolivia descubrimos un país que no te lo cuentan en la televisión o por lo menos no se asemeja a la idea que tenía acerca de él, las fronteras y nacionalidades pasan desapercibidas, ahora entiendo cuando el Che decía que era patriota Latinoamericano porque definitivamente somos iguales, con los mismos problemas y realidades pero con algo tan nuestro que nos distingue latinos y nos diferencia del resto del mundo, la alegría, que se manifiesta a través de la sonrisa con la que nos dan la bienvenida las personas que nos han extendido su mano amiga durante este viaje, a pesar de las dificultades que estén viviendo, a pesar de las diferencias políticas, sociales o de otra índole, nunca dejamos de sonreír. Hace algunos días leía un artículo sobre el país más feliz del mundo y estaba en Sudamerica, específicamente en Paraguay y los demás estábamos dentro del top ten de felicidad lo que corrobora estas palabras.

A pesar de todo hubo un echo curioso en Bolivia que no deja de llamar la atención, los cambas y los collas, diferencias regionalistas o “racistas”?. En Taperas, un pueblito ubicado en la Amazonía boliviana a unos 300 Km de la frontera con Brasil, encontramos a Guido de origen cubano, era profesor de una escuelita del sector y enseñaba gramática, muy gentilmente nos invitó a tomar un café en su casa y en una mesita de comedor ubicada a un costado de la pared en el exterior de la casa, nos permitía refrescarnos con la brisa de la noche mientras nos servíamos unos panes con dulce de leche y queso que su esposa nos brindo. Guido nos contaba del regionalismo marcado que vive Bolivia, los Collas que corresponde a la población del norte de Bolivia cercana al Titicaca de habla quechua y aimará, también incluye a los mestizos que viven en la parte de La Paz, Oruro, Potosí, Sucre y Tarija, territorios ocupados en su mayoría por indígenas y los Cambas que corresponde a los territorios orientales y amazónica del país específicamente la zona de Santa Cruz, Beni y Pando donde la mayoría de la población es blanca y mestiza. La división que existe es evidente y el boliviano te lo dice normalmente sin ningún problema o preocupación al respecto, hay una polarización territorial y social marcada la cual no me atrevo a analizar sin tener la suficiente información como para poder dar un criterio responsable al respecto.

Avanzando hacia la frontera pasamos por la “Muela del Diablo” en Chochis, es un cerro en forma de muela con las paredes sumamente verticales haciendo un cubo perfecto dando forma a esta famosa montaña que al pie de la misma se asienta un templo católico hecho de madera. Llegamos a Roboré donde descansaríamos para al siguiente día avanzar a Aguas Calientes, este sitio es atravesado por un río cuyas aguas son calentadas por agua de manantial elevando su temperatura hasta alrededor de los 38 grados centígrados, es un paraíso dentro de la selva, el Oriente de Bolivia es uno de los más conservados, el hombre no ha tenido mayor intervención por lo que muchos animales, especialmente aves, se pueden observar en toda esta región. Andrés siendo Biólogo de profesión quedó fascinado por la hermosura de la Amazonía boliviana.

En Roboré nos comentaron que podíamos viajar en tren hasta Puerto Suárez, este pasaba a las 2 de la mañana, para mi era la primera experiencia en tren además que teníamos 2 días de retraso por la parada en La Paz que debido a la enfermedad de Andrés no nos permitió avanzar, no se hable más, a las 2 am subimos con bici y todo al tren, éramos muy pocos pasajeros debido a la hora pero fue emocionante por lo menos para mi ya que nos hicimos amigos del maquinista y me permitió ir haciendo sonar la alarma del tren que indica su paso a través de la línea férrea.

Llegamos a Puerto Suárez a las 6 de la mañana, bajamos las bicis y paramos en una esquina donde vendían empanadas y sándwiches de pollo que se transformaron en nuestro último desayuno en tierras bolivianas, después nos dirigimos hacia Puerto Quijarro, la última ciudad de Bolivia en la frontera con Brasil, estábamos muy contentos, Brasil estaba a escasos 500 metros de distancia, cuando hacíamos la cola para migración algunos extranjeros sacaron un balón de fútbol cuyo exterior dibujaba la bandera de Brasil e hicieron un ruedo pasando el balón de uno a otro jugador haciendo piruetas con este, el ruedo empezó a crecer hasta que alrededor de 8 a 10 personas gastaban su tiempo tocando el balón hasta que le toque el turno de pasar a migración, se sentía el ambiente mundialista y todos en la fila nos contagiábamos de la emoción del fútbol y de lo próximos que estábamos de vivirlo en carne propia.

Así nos recibía Brasil y nosotros solo sabíamos decir Muito Obrigado, iniciábamos otro país y con ello una nueva aventura. 20140605-070253-25373547.jpg

20140605-070407-25447248.jpg

20140605-070554-25554279.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s